Saturday, December 01, 2012

TRES POR TRES.

1. Una cierta corriente de opinión asegura que el no retiro de López Obrador de la política, su incumplimiento al no irse a vivir a La Chingada, la fundación electoral de Morena, su liderazgo autocrático en ella, y más insuficiencias y desviaciones que le achacan, todo eso confirma su vocación mesiánica, el auto convencimiento neurótico de que cumple una misión providencial. Aun siendo lo anterior cierto, del todo o parcialmente, la existencia política del movimiento lopezobradorista es necesaria para el país. Beneficios de la radicalidad en el tiempo del pensamiento único. Si no alcanza la condición de correctivo ---porque a pesar de su crítica al estado de las cosas no deja de ser parte de ese mismo estado--- cuando menos resulta una testificación, el señalamiento hacia una dirección contraria. La sociedad obediente y sus comentaristas obsequiosos recusan la polaridad, la disidencia política que sale de los espacios formales para protestar ante el poder. Desde luego es reactiva, tal es su límite, pero democráticamente indispensable porque encarna la existencia de las variantes sociales, de la alteridad. Sobre todo ahora en el uniformemente atomizado mundo del capitalismo salvaje, cuando se inicia la restauración priísta en aguda, tecnocrática versión neoliberal, y culmina la mediocre y pesadillesca presidencia de Calderón. 2. Ninguno de los argumentos contra la legalización de la mariguana logra ser del todo persuasivo. Los beneficios de la medida, en cambio, son evidencia empírica algunos e hipótesis lógica otros. Los países que de modo parcial han regulado el consumo de mariguana reportan tasas estables de consumidores, abatimiento de los delitos asociados a su prohibición, liberación de recursos estatales para la prevención temprana y también de energías policiales y jurídicas dedicadas a la persecución de otros delitos. Suenan convincentes los argumentos que proporciona el diputado Fernando Belaunzarán del PRD, promotor de una iniciativa legislativa para permitir en México la producción, el procesamiento, la distribución, la venta y el consumo de cannabis (nota de Rodrigo Vera en Proceso 1881). La población consumidora abarca al 1.2 % del total, y si bien su legalización podría hacer aumentar ligeramente el uso, como ha venido sucediendo aun sin tal medida, ese crecimiento no es equiparable a los miles de muertos y daños colaterales, a la brutal crispación social que la guerra contra las drogas ha venido dejando durante 50 años, unilateralmente impuesta por el imperio estadounidense en el exterior de sus fronteras como parte de una geopolítica de dominación violenta, una ingeniería social tóxica. El doble lenguaje de la prohibición de las drogas, lo que se oculta en él, podría entenderse observando los intereses de las varias partes involucradas en mantenerla: los amos del mundo, diseñadores y beneficiarios del plan general sobre las drogas, aquellos poderes financieros y políticos ingleses y después norteamericanos involucrados en la producción y tráfico mundial de drogas desde el siglo dieciocho en China y otras regiones de Asia hasta ahora, constructores además de la mentalidad hegemónica mundial de reprobación moral, de condena irracional al respecto, y responsables también de la implantación de procesos sociales para hacer avanzar el poder del estado burocrático sobre el cuerpo y la mente del individuo, el eugenésico bio poder; la industria de las armas y la violencia, un derivado de los anteriores; los mafiosos, operadores y sicarios del crimen organizado; las autoridades criminalizadas y corrompidas por estos últimos; las buenas conciencias represoras y punitivas; las burocracias gubernamentales de la prohibición. El mal en sí. 3. Varios lectores generosos y agudos ---todo lo sabemos entre todos, solía decir Alfonso Reyes--- comentaron el texto anterior publicado en esta columna. Alguno lo leyó como un juego de espejos, otro como una pequeña odisea catártica que merecía su solidaridad, otra más tan acertadamente como una distracción lateral y no necesaria, y hubo quien notó un non sense carrolliano en él: decir de no contestar contestando. Tanta variedad deriva del misterio de la lectura, hecha de palabras y múltiple, como toda palabra, la cual contiene perspectivas. De ahí surge otra constatación: sigue habiendo gente-gente, corazones buenos, personas plenas. La escritura es una liberación interior, todo el mundo debiera practicarla. Algún autor ya propuso un mundo imaginario donde la obligación de todo ciudadano fuera escribir un libro sobre sí mismo. La escritura enseña. Fernando Solana Olivares.

2 Comments:

Blogger Francisco Javier Muñoz Hernández said...

Que sería de esta civilización humana si no tuviéramos de vez en cuando mentes brillantes que promuevan mejoras a pesar de todo. Mi mas sincera felicitación por este gran servidor público.

10:56 AM  
Blogger yocelin parra said...

La sencillez con la qué alude "movimiento Lopezobradorista" cómo quizá necesaria, no es, claro a mí humilde punto de vista, más que una desviación a lo qué es realmente necesario. Se puede adjudicar éste término ya sea positivo o negativo cómo una promulgación variable hacia lo que es necesario para este país. Claro está errónea la idea de qué debió optar por irse a "La chingada", no le dejaron. Probablemente si ocupaba el poder, era exactamente a dónde se iba a ir, sin embargo su fatídico trayecto sólo ha dejado cómo resultado el verdadero y necesario movimiento. Un movimiento qué no es precisamente obradorista.
-Y.P.

2:19 AM  

Post a Comment

<< Home